6/12/16

Agapito Ramos y la Autogestión

No hay comentarios :
Después de la fiebre del Mayo francés de 1968 y por mucho tiempo, una palabra mágica, la AUTOGESTIÓN, irrumpía con fuerza en  las tertulias y discusiones de la clandestina izquierda española. 
Anarquistas, trotskistas y hasta el Partido Carlista, usaron en algún momento el término socialismo autogestionario.
Fue dentro de la Unión Sindical Obrera donde este termino fue asumido -no se si por su carácter revolucionario- o como diferenciación de las otras centrales sindicales unidas a diversos partidos y usadas como correa de transmisión.
Las cooperativas ferroviarias y el proyecto de Mondragón animaban a la utopía.
Bueno, hoy no me planteo abrumaros con detalles de mi juventud mas o menos revolucionaria, vaya usted a saber, sino con la sorpresa de un pequeño libro que creía pèrdido.
El prologo de 15 paginas es de mi amigo, Agapito Ramos Cuenca y el autor Reyes Mate.
Al primero le veré pronto, en la comida del día 20 con los obreros ferroviarios. Espero que me lo firme y así vacilar un poco.




26/11/16

MUERE FIDEL CASTRO HEROE O VILLANO

No hay comentarios :
Castro tenía 90 años al fallecer. Pero tras incontables muertes periodísticas anunciadas desde Miami, además de 650 intentos frustrados de atentado, incluidos planes de la CIA con batidos de chocolate con cianuro y trajes de bucear rociados con bacterias asesinas, puede decirse que el fallecimiento real del líder cubano ya casi ni es noticia.

24/11/16

MUERE RITA BARBERA HUMANIDAD O POLÍTICA

No hay comentarios :
Uno, ante la muerte de cualquier persona, piensa inconscientemente en la suya, que al final llegara, con sus luces y sus sombras. 
Cualquiera que una parte de su vida la dedicó  a cambiar una sociedad que no le gustaba, sería un héroe durante la dictadura.  Después en democracia tendría sus amigos y enemigos.
Con 68 años, he perdido amigos y enemigos, a los amigos los recuerdo y mucho, los echo de menos, creo que vivirán mientras alguien piense en ellos.
A los que me hicieron la puñeta, respeto su muerte, ya no son, ni serán.
Hoy quiero rescatar que han hecho algunos, con la muerte de Rita Barbera.

Rufián sobre Rita Barberá: "Hablar de su gestión política justamente hoy sería poco elegante por mi parte"
El portavoz adjunto de ERC en el Congreso aclara que lo único que se puede hacer en el día del fallecimiento de un político es "sumarse al dueloEl ex coordinador federal de IU y actual parlamentario en Asturias, Gaspar Llamazares, ha afeado a los diputados de Unidos Podemos su ausencia en el minuto de silencio que se ha guardado en el Congreso por la muerte de la ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá:                  
 "La crítica política y la exigencia de responsabilidades no pueden estar reñidas con la humanidad", ha argumentado. Eduardo Madina a Podemos: "Discutir de la muerte de Barberá es bajar 70 niveles en ética"
Así, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, -azote en los últimos años de Barberá- ha pronunciado un sentido pésame tras conocer la muerte de la senadora popular y, en declaraciones a Espejo Público, ha enfatizado que "una cosa son las personas y otra la política".
Estas son declaraciones, que respetan la muerte, la persona y dignifican a los que no nos son afines.
Ahora, quiero, necesito hacer un enemigo, antes de que se muera y para poder criticarle. Querido Pablo Manuel  Iglesias, eres un dictador, antiguo, pedante y egocéntrico. Soy de podemos, hijo del 15M y me estas jodiendo el invento. Ahora vas y lo cuentas.

16/10/16

PICASSO Y LA GUERRA

No hay comentarios :


Empiezo un nuevo cuadro. 
La pintura de nuestros artistas, logra representar -algunas veces- el horror de las guerras, asesinando a diestro y siniestro. Lo hizo Goya, pero fue Picasso, el que en su Guernica me impresiona.
El pintar me gusta, pero no soy un genio, quiero intentar sobre una tabla negra y sombría los hechos acaecidos y presentes, de la tragedia del Mediterráneo y la vergüenza de Europa.
Para ello recurro al malagueño universal. Gracias maestro.
  

13/10/16

DIA DE LA RAZA Y UNAMUNO

No hay comentarios :

CARMEN MORÁN
Salamanca 13 OCT 2016 - 00:41
Unamuno vence a la muerte

La Universidad de Salamanca rememora con una representación teatral y un debate el 80º aniversario del célebre enfrentamiento en su paraninfo en plena Guerra Civil entre el escritor y el general Millán-Astray
Miguel de Unamuno no tenía pensado tomar la palabra aquel 12 de octubre de 1936, Día de la Raza, en el que se produjo el conocido altercado con el general Millán-Astray en la Universidad de Salamanca. El incidente dejó dos frases para la historia española y un símbolo de carácter universal: la intelectualidad contra lo militar, la pluma contra las armas. El rector salmantino no había ido a la misa que precedió al acto académico, que ofició el obispo Pla y Deniel, con quien, sin embargo, compartió mesa presidencial en el paraninfo.

No tenía pensado hablar, ni un papel había llevado, pero las intervenciones del catedrático Francisco Maldonado de Guevara y del poeta José María Pemán debieron terminar exaltando su ánimo. De modo que Unamuno sacó del bolsillo una carta que le había enviado Enriqueta Carbonell pidiéndole que se interesara por la suerte que corría su marido, Atilano Coco, amigo del escritor, encarcelado por los franquistas en Salamanca. Y en aquel sobre garabateó algunas palabras que fueron la génesis de aquellas dos frases: el “venceréis, pero no convenceréis” del pensador y el “¡Viva la muerte! ¡Muera la inteligencia!” del tuerto y manco general fundador de la Legión.

La Universidad de Salamanca celebró ayer el 80º aniversario de aquel enfrentamiento con un debate entre estudiosos de Unamuno y una breve representación teatral en la que el actor José Luis Gómez, caracterizado como el autor de Niebla, escenificó aquel discurso del rector y sus últimos días de vida —murió poco más de dos meses después, el 31 de diciembre de 1936—, recluido en su casa, con un guardia a la puerta, dictando los últimos versos y las últimas cartas a sus amigos.

Miguel de Unamuno fotografiado en la Universidad de Salamanca en 1931, cuando acababa de ser repuesto en su cátedra y nombrado rector tras volver del destierro en Fuerteventura.  CORDON PRESS
Unamuno era una personalidad entonces famosísima, más que Federico García Lorca. Dicen los expertos que no presidió la República porque no quiso. Azaña le consultaba, los franquistas le alababan y él ponía a caldo a los “hunos y a los hotros”, como decía. No era equidistante, sino más bien osado en plena “guerra incivil”.

Película sobre el filósofo
Cada Gobierno que se sucedía ensalzaba su figura y luego la dejaba caer. La dictadura de Primo de Rivera le forzó a dejar la universidad hacia el destierro en Fuerteventura; la caída del dictador y del rey Alfonso XIII y la llegada de la Segunda República le permitió volver a Salamanca y ser recibido en sus calles con aplausos y fervor popular. Pero sus quejas posteriores hacia los “marxistas” y su apoyo al Ejército sublevado en 1936 le apean del Rectorado salmantino. Franco se lo devuelve y se lo quita en pocos meses. El viejo profesor siempre dijo que no era él quien cambiaba, sino los otros.

Franco se perdió aquel Día de la Raza porque tuvo que trasladarse al frente. En la mesa del paraninfo, su esposa, Carmen Polo, escuchó a Maldonado comparar a Cataluña y el País Vasco con dos cánceres, la anti-España las llamó. Unamuno se revolvía en su silla. Pemán remató la faena exhortando a la juventud: “Muchachos de España: hagamos en cada pecho un Alcázar de Toledo”.

Todo ello queda recogido en detalle en la biografía sobre Unamuno de los profesores franceses Colette y Jean-Claude Rabaté que Taurus editó en 2009. Ambos participaron ayer en el debate, moderado por el periodista y adjunto al director de EL PAÍS Juan Cruz, junto al historiador Octavio Ruiz-Manjón y el director de cine Manuel Menchón, que el 18 de noviembre estrena La isla del viento, una película sobre el lado humano del escritor al que, también aquí, da vida José Luis Gómez. El actor cree que es uno de sus mejores papeles.

Pero ayer era día de desmitificar y poner orden, que para eso estaban los estudiosos. Colette y Jean-Claude Rabaté coincidieron en que el acto del 36 fue tenso, pero esa salida de Unamuno del paraninfo protegido por Carmen Polo de una horda que por poco le lincha no fue exactamente como muchas veces se ha contado.

LA RAZA Y LA LEGIÓN
El Día de la Raza se llamaba así desde 1918. Entonces la raza no se entendía como ahora, ni había tomado las terribles connotaciones que preconizaban los nazis. Pero a Unamuno tampoco le gustaba el cariz que imprimían a dicho acontecimiento los franquistas. Hoy casi nadie lo denomina así.

Ayer sí, cuando se conmemoraba el choque entre el rector salmantino y Millán-Astray. Un buen puñado de familiares de Unamuno, nietos y bisnietos, pudieron ver de nuevo a su abuelo y fotografiarse con él, encarnado en la piel de José Luis Gómez. El actor representó los violentos minutos de aquel acto público del 36 que se retransmitió por radio en la plaza mayor de Salamanca y para Iberoamérica. Declamó además los emocionantes versos que escribió el filósofo poco antes de morir y la carta que escribió a un amigo en la que, sabiendo de que la censura profanaría su correspondencia, se despacha contra los crímenes y abusos de los sublevados. Unamuno volvía a su universidad y se paseó, como antaño, por su amado claustro.

A Millán-Astray le habían molestado mucho las palabras de Unamuno defendiendo su condición de bilbaíno que enseñaba castellano a quienes no lo sabían, o la mención al obispo Pla, “catalán, quiéralo o no”, para decir que también tanto Cataluña como el País Vasco podrían acusar al resto de anti-España. Pero lo que más desató los nervios del militar africanista fue la mención a Rizal, el tagalo que defendió la independencia de Filipinas, donde el general había combatido con 17 años. “Hoy no celebramos una fiesta étnica sino el día de la lengua, eso sí es imperio, el de la lengua española, hablada por Rizal, tan español como sus verdugos, vencido, sí; convertido, acaso; pero convencido no”, dijo Unamuno.

Hubo abucheos, los consabidos gritos y cánticos patrioteros. Dos fotos ilustran la salida del paraninfo de la comitiva. Hay falangistas brazo en alto, pero no se aprecia un acoso especial al rector. En una de ellas se ve a Millán-Astray despedirse del obispo y Unamuno se halla junto al prelado. Su fama internacional quizá llevó a los falangistas a protegerle de cualquier altercado.

Estaba fresca la muerte de Lorca y Franco no podía permitirse más vesanias con los intelectuales. El viejo rector se marchó en un coche a su casa. Lo peor, en realidad, estaba por venir. Aquella misma tarde fue abucheado en el casino al que solía acudir y se refugió en su domicilio, de donde prácticamente no volvió a salir hasta su muerte. Al día siguiente se le revocó el cargo de concejal y el 14 se le despojó del birrete de rector. Los mismos catedráticos que habían pedido para él el Nobel firmaron su destitución

16/9/16

16 de septiembre 1973 Victor Jara asesinado

No hay comentarios :
No hay dia, en que los dirigentes de Podemos nos recuerden a Gramsci.
Yo hoy, prefiero hacerlo con Víctor Jara. que es mas reciente en el tiempo de la historia, manía de los de la casta.

"Lo golpeaba, lo golpeaba. Una y otra vez. En el cuerpo, en la cabeza, descargando con furia las patadas. Casi le estalla un ojo. Nunca olvidaré el ruido de esa bota en las costillas. Víctor sonreía. Él siempre sonreía, tenía un rostro sonriente, y eso descomponía más al facho. De repente, el oficial desenfundó la pistola. Pensé que lo iba a matar. Siguió golpeándolo con el cañón del arma. Le rompió la cabeza y el rostro de Víctor quedó cubierto por la sangre que bajaba desde su frente"

12/9/16

11 de Septiembre Recuerdo de un ayer para no olvidar

No hay comentarios :
11 de septiembre Fiesta Nacional catalana en su primera ley tras su restablecimiento, en 1980
11 de septiembre de 2001. Atentados en las torres gemelas de N.Y.

Muy Importante pero un Golpe de Estado en Chile 1973, hizo que todo un pueblo fuera secuestrado.
Dedicado a los nuevos políticos.

video

Luis Eduardo Aute

No hay comentarios :

Hace unos días, que supe a través del facebook de Luis Pastor, de un infarto, sufrido por ese gran músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta español. 
Hoy recuerdo en estas fechas, el contratiempo que supuso la anulación del concierto de Aute en las fiestas patronales de Móstoles, consecuencia de una lluvia inesperada.
Pocos meses después, coincidí con el en un local de Madrid donde existían algunas tertulias y lugar de encuentro de artistas, politicos y demas personajes de la noche madrileña. Creo que era  Bocaccio.
Allí comentamos el incidente, -Normal por otra parte- y vi en su conversación a una persona sencilla, agradable y amena.
Al año siguiente, Aute actuó en Móstoles y fue todo un éxito. 
Con este breve recuerdo, quiero homenajear a este gran artista y desearle lo mejor. 


Al alba
Si te dijera, amor mío,                
Que temo a la madrugada, 

No sé qué estrellas son estas    
Que hieren como amenazas, 

Ni sé qué sangra la luna             
Al filo de su guadaña. 

Presiento que tras la noche       
Vendrá la noche más larga, 

Quiero que no me abandones    
Amor mío, al alba. 

Los hijos que no tuvimos            
Se esconden en las cloacas, 

Comen las últimas flores,           
Parece que adivinaran 

Que el día que se avecina          
Viene con hambre atrasada. 

Presiento que tras la noche        
Miles de buitres callados 

Van extendiendo sus alas,          
No te destroza, amor mío, 

Esta silenciosa danza,                
Maldito baile de muertos, 

Pólvora de la mañana.                
Presiento que tras la noche